martes, septiembre 27, 2005

Sobre "El aura" de Fabián Bielinsky

El momento previo al ataque de epilepsia se llama “aura”. El aura es el momento en que se intensifican los sonidos, las imágenes, los olores. El aura es un momento detenido previo a la pérdida de conciencia. Por otra parte, un taxidermista se enfrenta (se pone frente) a un mundo absurdo que lo supera y lo enajena, encerrándolo en su individualidad. A su vez, la indiferencia es su conexión con la realidad. La vida del embalsamador es el aura.
En el aura todo transcurre con lentitud, la misma intensificación niega la velocidad. La película de Bielinsky es una película detenida. Como historia detenida, las escenas son intensas y detalladas. La historia, en su lentitud, es una historia de detalles, se despliega a través de ellos: detalles en los cuadernos del cazador Dietrich, detalles como sobres de mujeres que abandonan a sus maridos, detalles para la ubicación espacial, detalles para el robo perfecto, detalles en la memoria del protagonista, detalles como se deben tener en cuenta a la hora de embalsamar. Cuestiones mínimas como los segundos en el imaginado robo al banco. La perfección está en los detalles, el aura como perfección, como sistema cerrado.
Y sin embargo, frente al aura, cosas libradas al azar, cabos sueltos, detalles olvidados. Detalles que pasan de largo y rompen la estructura. Los robos (al banco, al casino) los abandonos, la muerte rompen con una estructura, se aprovechan de la rutina para fijarla y luego quebrarla. No sólo los robos, los abandonos y la muerte, el ataque de epilepsia fija la realidad (el aura) para luego romperla en la pérdida de conciencia. Ante la imposibilidad que tiene el taxidermista de romper con la rutina con el robo perfecto, la epilepsia produce esa ruptura. Pero también la ruptura como falla en el sistema, el tercer hombre, el detalle que escapa a la memoria. La película de Bielinsky es una película de fallas.
Ultima hipótesis: El embalsamador logra romper su rutina, en un primer momento, con un asesinato. Ese asesinato es un ataque de epilepsia (el ataque como falla) y todo el desarrollo de la película es la pérdida de conciencia (y dentro de esa pérdida de conciencia se dan otros ataques, como cajas chinas). El abrir y cerrar de ojos están marcados por el acto de embalsamar un animal (embalsamar es como el aura, fija e intensifica).

3 comentarios:

Dita dijo...

Hola Gente. Me ha llegado un link hacia ustedes, y bienvenido sea, resultó ser una soga para sacarme de la rutina y detenerme por un instante a pensar... pensar en por ejemplo: "yo vi la película (con prejuicios tontos, lo admito) y redescubrí al cine nacional de la mano de Bielinsky, de su maravillosa mente demente, de la actuación cansada de Darín, y de una escenografía que se presta dispuesta a presenciar el arte puesto desde dentro."
Congratulaciones!!!! y vermú con papas fritas!!! Me gusta este blog, por fin algo bueno.

Pablo Croci dijo...

Dita, gracias por leernos y comentar... esperamos que lo sigas haciendo...

goyo dijo...

este post me hace sentir
que "el aura" es una buena película

pero no es así.


es una buena película para el cine argentino, con una fotografía de mucha calidad (dirigida por un italiano) pero con muchísimas falencias.

los guiones de bielinsky quieren ser un buen guión de hollywood.


y está bien
que toda la película pasa
en la cabeza de darín,
en sus expresiones,
pero se podría poner en foco también a la gente que habla con él.

ja,
quería criticar un poco nomás.

gracias por el espacio, hombres.
SALUDOS

 

Blog Template by YummyLolly.com - Header Image by Vector Jungle