sábado, enero 21, 2006

86 años de cine...

En el Malba se está desarrollando durante el mes de Enero una retrospectiva del director francés Eric Rohmer. Como sólo había visto hasta el momento fragmentos de sus films y recibido algunos comentarios aislados, en una tarde calurosa donde el aire acondicionado del museo funcionó como salvador (y provocador de resfrío) pude ver dos películas de su amplia filmografía: “4 aventuras de Reinette y Mirabelle” y “El árbol, el alcalde y la mediateca”.
El director que integró la mítica revista Cahiers du Cinéma y nació en 1920, tuvo una fuerte actividad previa a la realización, como crítico y profesor de literatura; y fue el primero en realizar las hazañas experimentales del grupo francés.
Hay en estos dos films algunos puntos sobresalientes que me interesa ensayar ya que tal vez definan algunos rasgos del estilo de Rohmer.
El tiempo y el espacio de ambas películas se construye a través de elementos rígidos, como son por ejemplo los separadores con letras y músicas infantiles, que van advirtiendo lo que sucederá en la acción y construyen una fábula. Por otro lado, los espacios se repiten en ambos films y están inmersos dentro de la oposición campo-ciudad / ciudad-campo, aunque cuidando que en esa repetición en el tema no se repitan los ambientes.
Sin embargo, creo que está rigidez con algunos elementos le permite profundizar sobre otros. Por ejemplo, los vínculos entre los personajes, el contenido político de lo que viven y discuten; o el humor dentro de la retórica francesa. Así, basándose en un tono irónico y de escenas absurdas, construye duos de personajes entrañables como la amistad entre las dos jóvenes en “4 aventuras…” o la oposición entre los oratorios alcalde y rector de “El árbol, el alcalde…”.
Por último, dentro de esta fuerte caracterización de personajes (me sucedió con Reinette y Mirabelle lo mismo que cuando en una novela no queremos que termine para no abandonar a los personajes), toca con profundidad discusiones que no pierden actualidad: la extraña configuración de los partidos políticos, los límites de la moral frente a la pobreza y el robo, las mercancía en el arte, etc.; y realiza una radiografía de la convivencia de la formas de vida y el pensamiento urbano junto a la de los pequeños pueblos campesinos.
Finalmente, percibo claras diferencias en la etapa de rodaje de ambos films. Por un lado, hay un rodaje liviano e improvisado en “4 aventuras…”, y por otro una filmación estructurada a partir de los textos, personajes secundarios o escenarios fijos en “El árbol…”.
Seguiré concurriendo, ya que estas son simples ideas en un simple ensayito sobre el estilo de este director. Por el momento, pueden encontrar más información del ciclo en http://www.malba.org.ar y una entrevista con el director en http://www.revistasculturales.com/articulosLeer.php?cod=182

3 comentarios:

Gabriela dijo...

Rohmer es uno de mis favoritos. A pesar de que mis hijas se desesperan (¿Otra vez esa peli en que no hacen más que hablar, hablar y hablar?)Mis preferencias van desde la serie de los proverbios y los cuentos (de las estaciones del año), La rodilla de Clara o Pauline en la playa, o La buena boda, o El rayo verde...hasta sus obras de época (como La marquesa de O, de von Kleist o la de La inglesa y el duque. Rohmer siempre depara placeres neoclásicos: armonía de las partes, luz, palabra...Un saludo cordial.

Pablo Croci dijo...

Sí, comencé a descubrir un universo alucinante!. Veré algunas de las que me recomendas esta semana. Otro saludo cordial y gracias por comentar.

Magdalena dijo...

Los "issssnorantes" que no conocíamos a este señor nos estamos enterando de esto y nos viene muy bien. Todo a partir de un "simple ensayito" que está sin embargo muy interesante y con un uso de las comas admirable. Saludo

 

Blog Template by YummyLolly.com - Header Image by Vector Jungle