viernes, septiembre 15, 2006

El Generalísimo en Sol y Luna

Por las vueltas de la vida, tuve la oportunidad de hojear una revista argentina de la década del '40 llamada Sol y Luna. El primer número de esta interesante revista aparece en 1938 y salieron 10 números, el último en 1943. Por la redacción desfilaron, entre otros, Mario Amadeo, Juan Carlos Goyeneche, José María Estrada, Ignacio B. Anzoátegui y Leopoldo Marechal.
La revista se nutre de una fascinación medievalista que va desde la pretensión de restaurar una lengua que justifique la unificación de España con sus antiguas colonias, la reproducción de grabados de temas religiosos y la defensa de una ciencia no positivista hasta la adhesión al franquismo contra la "barbarie roja" y los temás clásicos del nacionalismo con un fuerte imperio religioso.
Aunque debo confesar que mi conocimiento de la revista es básico, hojeando ese número que cayó en mi manos (el número 2, precisamente), encontré estas curiosas líneas dedicadas a Franco, "caudillo de España por gracia de Dios".

PD.: A quien interese, puede leer la ficha: "Sol y Luna: Falangismo y Syllabus entre Justo y Ramírez" de Marcela Croce (Facultad de Filosofía y Letras, 2002) y la mención a la revista en Las revistas argentinas de Héctor René Lafleur y Sergio D. Provenzano, reeditado hace poco tiempo gracias a Dios y a El 8vo Loco.

Dios puso en las manos del Generalísimo la
espada de la guerra y el Generalísimo deposita en
el altar de Dios la espada de la victoria. Está
teñida de sangre –porque la salvación de España
debía llevarse a cabo sangrientamente- y está teñi-
da de luz –porque su salvación debía realizarse
luminosamente-.
Bajo la mirada del Cristo Negro de Lepanto el
Caudillo de la Cristiandad lee con la voz arrasada
la fórmula de su homenaje. Dos falangistas sostie-
nen el pergamino de la ofrenda.
Hincada la rodilla española, el Generalísimo es
la encarnación de la grandeza de su pueblo, de ese
pueblo que solo hinca la rodilla para levantar el vuelo.
Y la Iglesia recibe la espada del Caudillo,
porque la espada es la afirmación
heroica de la Cruz.

'El Caudillo' (a Dios): "préstame toda tu ayuda para llevar a este pueblo a la plena libertad del Imperio, para tu gloria y la de tu Iglesia."

'El Cardenal': "que la Divina Providencia siga protegiéndote a ti y al pueblo cuyo régimen te ha sido confiado. En prenda de estos favores, te bendigo."

7 comentarios:

karu dijo...

siempre los mismos lamebotas de croce

Matías dijo...

No tengo la culpa de encontrarme con la revista y que Croce haya escrito sobre ella. Casualidades.

A. dijo...

los mismos son los lamebotas anti croce. habría que ver con qué manifiesto se manejan.

Pablo Croci dijo...

Croce soy yo? o Benedetto?

lameme el blog.

muy buen aporte Raia, como siempre.

Emiliano De Bin dijo...

Que pena, "karu", que el comentario mas elaborado que puedas hacer sobre las loas al franquismo sea ese. El próximo post que ponga va a ser sobre la guerra de las vedettes, así quizá puedas emitir opinión. ¿O nos vas a acusar de "lamebotas" de Rial? Jaja.
¿Mati, quien firma el texto? La verdad que me sorprende y no me sorprende a la vez. Digo, por un lado, no me sorprende por que Franco trabajo mucho ese discurso medievalista sobre la edad de oro del imperio español y demás. De hecho, desde el costado que yo conozco, muchos de los trabajos de evolución de la lengua se hicieron en esa época porque se intentaba homologar la España moderna con la Roma Antigua en una suerte de filiación regenerativa.

E.

Matías dijo...

El texto no está firmado. Saludos.

Espiritu Muajajesco dijo...

Emancipación para el... eh... ¿compañero? (muy quemado), ¿camarada? (mmm no), ¿correligionario? (ja); condicipulo!!!! ahí esta.

¡Emancipacion para el condicipulo Emiliano! ¡Libertê!

 

Blog Template by YummyLolly.com - Header Image by Vector Jungle