jueves, diciembre 01, 2005

El tipo piensa y escribe (Sobre El gusano loco de Wimpi)


El tipo nace en Salto, Uruguay, y de joven se viene para Buenos Aires junto a su madre. Irrumpe en la prensa porteña bajo el apodo de "Wimpi" en 1946 y, según cuentan las portadas de ediciones viejas nunca reeditadas, causa conmoción y entusiasmo en los lectores porteños. Continuando con la leyenda, se cuenta que quema muchos de sus libros y sólo se atreve a publicar en vida, dos de ellos: El gusano loco y Los cuentos del viejo Varela. Finalmente, al tipo se le da por morirse el 9 de setiembre de 1956 y su historia se continúa en la edición póstuma de libros como Vea amigo y Cartas de animales. Vea amigo, yo que usted, si encuentro algunos de sus libros, sobre todo el del gusano, no lo pienso dos veces y desenfundo el dinero. Hágame caso, no se va arrepentir.
Wimpi escribe un libro llamado El gusano loco y, aunque suena a erotismo vulgar o a libro infantil, es un extraño libro de ensayos o aguafuertes o narraciones o relatos o ideas o cosas. La virtud central en la obra de Wimpi es su humor: un humor sencillo y a la vez certero con frase como "El marido es la viruta de un novio" o "Se ha dicho que el hombre es hombre por la cabeza y por la mano. Lo es más, empero, por la mano que por la cabeza: hay muchos que no piensan, y lo mismo agarran. Y otros que únicamente piensan en agarrar.".
Otro aspecto que resalta en sus ensayos es una suerte de "filosofía barata", pero ¡atención! una filosofía barata entretenida e interesante (en el ensayo "Paradojas" escribe: "4: el tipo siempre dice que le puede pasar cualquier cosa y nunca está preparado para nada") Y a lo mejor, más que de filosofía barata habría que pensar en una filosofía de lo cotidiano ya que Wimpi es un tipo que se interesa en lo cotidiano. Uno de los mejores ensayos del libro se titula "Las veces en que el tipo "se queda helado"" y habla sobre un tipo que compra una heladera y no puede soportar el hecho de no saber si la luz del artefacto se apaga cuando la puerta se cierra.
Por otra parte, es un escritor que se relaciona con la sabiduría popular y la discute con humor: "Otros petisos dicen: -"La esencia viene en frascos chicos". La esencia viene en frascos chicos cuando es poca."; y también recae en los chistes mil veces escuchados: "Sin embargo, era tan petiso [Atila, el Huno], que cuando se le enfriaban los pies se ponía la bufanda.".
No sólo hay filosofía barata y sabiduría popular, Wimpi posee una obsesión con defender y valorar a los animales y por esa razón escribe ensayos como: "Función política y cultural de la rata" y "Contribución a un biografía reivindicatoria del caballo", amen de que escribe Cartas de animales donde diversos bicharracos le escriben al hombre recriminándole sus atropellos, le enseñan su valor histórico para la humanidad y acusan la utilización errónea de sus nombres a la hora de apodar (como el ganso que dice "Ocurre que cada uno de tu especie zoológica comete un disparate importante su prójimo le atribuye a otra especie para eludir ustedes la responsabilidad de la inauguración."). En "Función...de la rata" deduce las siguientes consecuencias de la existencia de la rata: el cumplido "¡salud!" frente al estornudo; la cuarentena; el Decamerón; la difusión del inglés; y el Imperio Británico.
Por último, Wimpi utiliza anécdotas históricas y literarias para sustentar sus ideas y, por un lado, rellena sus textos de información interesante y que se puede tener por "válida" y, por otro lado, produce una lectura amena e interesante. En "Cuando se oiga la tortilla" sostiene la posibilidad de que en un futuro se pueda comer sin estar comiendo verdaderamente ya que el profesor Platonov hizo experimentos con seres humanos desarrollando los reflejos condicionados y logrando que los pacientes creyeran estar tomando agua cuando él les decía "Están tomando agua".
Wimpi es un escritor que entretiene y a su vez sorprende. A lo mejor no posee el rigor que debería tener un ensayista pero sus textos contienen anécdotas interesantes, frases ingeniosas e ideas que aunque parecen obvias o bobas, llaman la atención. Recomiendo la lectura de cualquiera de los libros del amigo Wimpi, en particular de El gusano loco.
Bibliografía: Wimpi, El gusano loco, Buenos Aires, Borocaba, 1953.
Wimpi, Cartas de animales, Buenos Aires, Freeland, 1973.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Tengo el libro de Wimpi y me parece absolutamente genial. Humor inteligente de alto vuelo.
Lamentablemente no publicó más libros, y no creo que sea sencillo conseguirlo (quiza en alguna librería de libros antiguos).
Las observaciones sobre el "tipo" son brillantes (un ejemplo: de qué se rie la gente que se rie en las fotografías...).
Lo recomiendo!

Sergio

Matías dijo...

Sergio, sí que se publicaron más libros de Wimpy, yo tengo Vea amigo y Cartas de animales y sé que hay varios más que recopilan sus artículos-crónicas. En las librerías de usados de Corrientes o en el Parque Rivadavia, en general, se consiguen y no están caros.
Coincido en que es un autor que vale la pena leer tanto por sus humor como por sus "curiosidades" y sus "tipos". Saludos.

Sampicho dijo...

Matias: los únicos libros que publicó Wimpi son El Gusano Loco y Los Cuentos del Viejo Varela. El resto son recopilaciones de cosas sueltas. Yo tengo Viajes alrededor del Sofá y se nota que es un conjunto de cosas sueltas. Saludos

Yeannoteguy dijo...

Ahora justo reeditaron "El gusano Loco" en Montevideo, por la editorial Amuleto
búsquenlen, está lindo el libro, y la tapa le hace homenaje a la antigua tapa que aparece ahí arriba en la imagen
(hace poco vi un ejemplar de esa edición en la feria de Tristán Narvaja)

Matías dijo...

Ojalá lleguen ejemplares a Buenos Aires, es un libro que se puede conseguir en saldo pero siempre es bueno que también esté en librerías. Saludos.

Anónimo dijo...

Wimpy fue un escritor brillante. El gusano loco esplica muchas de las actitudes del "tipo" tanto en lo individual como en lo que respecta a la vida en sociedad.
creo que la frace final del libro nos describe bastante a los seres humanos: "El tipo es un piantao".
saludos

daniemme dijo...

Comparto sus pensamientos y dichos sobre Wimpi, sólo molesto para aclararle que Wimpi, nació en Uruguay sí pero en la ciudad de Salto, no en Montevideo. También de esta ciudad son oriundos Horacio Quiroga y Leguisamo, contempóraneos del propio García Nuñez.
Figuras todos ellos, estandartes de la más auténtica hermandad del Plata. Esa que muchas veces hacía indescifrable la nacionalidad de unos y otros.

Matías dijo...

Gracias por la aclaración, daniemme, ya modifico entonces el dato. Saludos!

albino dijo...

La inmortal obra de Wimpi "El gusano loco", está basada en la mitologia guaraní. Miles de años antes que existiera Inglaterra y los ingleses, entre ellos el ilustre Charles Darwin,los guaranies concibieron la evolución. Para éstos, en las aguas primigenias, surgió Mbir, el gusano que evolucionó hasta convertirse en hombre. Estos se multiplicaron y poblaron el mundo. La Unión Astronómica Internacional, en su homenaje, denominó Mbir, a un crater de una luna de Saturno.

Anónimo dijo...

Estimad@s: Necesito saber en qué barrio o zona de la Ciudad de Salto nació Wimpi..??

Desde ya les agradezco mucho esta información.

Pedro

 

Blog Template by YummyLolly.com - Header Image by Vector Jungle