martes, abril 18, 2006

8º Bafici - Primera Entrega


Prólogo:

Arrancó el 8º Bafici con una oleada de más de 400 films entre largos, cortos y perfomances. Además de contar con el evento de encuentro entre productores, y la presencia de grandes directores y organizadores de festivales de todo el mundo.
Aunque nota aparte son los cortos e instalaciones que ofrece el diario Clarín como auspiciante, quién piensa que el cine independiente es un suicidio acompañado por una canción tarareada. Segundo papelón (o problema organizativo) es la corrida que cada mañana hacen decenas de periodistas como una jauria de fieras deformes en búsqueda de entradas, apenas los guardias abren las puertas de la Cárcel-Abasto.
Fuera de todos estos datos y quejidos de cronista gruñón, el 8º Bafici se ofrece durante dos semanas, como una verdadera fiesta para los amantes del cine.

Las perlas de los primeros días del Festival:


Little Fugitive (El pequeño fugitivo, USA, 1953)

La hazaña que el trío Ray Ashley, Morris Engel y Ruth Orkin realizaron con este film, que narra la historia de un niño que escapa de su casa a partir de una broma pesada de su hermano mayor, fue en su momento y es aún hoy, un paradigma del cine.

En aquel momento (1953) por realizar un film independiente, antes de que este termino se difundiera por todo el mundo, rodado en mano con una cámara preparada para el film, logrando transpasar las barreras de las grandes compañías, los premios y la fama. Con el uso también de actores no profesionales, en escenarios reales y con planos que encierra una belleza fotográfica excepcional.

Hoy, por falla o destino, el film se proyectó con una copia aún en mal estado: con un constante zumbido, un salto, y líneas atravesando la pantalla; pero lo más importante es que el film, a pesar de eso, sostiene sus logros. Parecen decir aquellos los tres directores que se valieron de un Oscar y tapa de revistas cinematográficas, que el verdadero cine es, y será, mas allá de los envistes del tiempo.


A letter for Greenpoint (Una carta de Greenpoint, USA, 2004)

Considerado por el director estadounidense Jonas Mekas como su "primer" film en video después de 17 años de experimentación en este formato, A letter... es antes que nada, una obra maestra reflexionando sobre su propia condición.

Basada en el hecho mínimo de una mudanza hacia Brooklyn después de vivir 30 años en un mismo hogar, este film es un conglomerado de bellísimas escenas cotidianas, en donde se entremezcla, entre el vino y el vínculo padre-hijo, la reflexión sobre la vida y la sociedad, y sobretodo sobre el propio hacer cinematográfico. Entonces, Mekas plantea lo dificil que es lograr la esencia precaria de los gatos, la esencia perdida de la sociedad a través de un huevo, y dice, al mismo tiempo y sin decirlo, su postura sobre lo que es un film, ¿que es una película sino contar una simple mudanza, y un perderse entre momentos hermosos, jugando a filmar junto a la compañía de los hijos?.

En otra escena Mekas le propone casamiento a su gata. Estimado Mekas, sin ser felino, acepto.


First on the Moon (Los primeros en la Luna, Rusia, 2005)

Quién y cómo se escribe la "Historia" es sin duda una de las preguntas que todo film documental debería hacerse. El film del ruso Alexel Fedrochenko, no sólo la hace, sino que transpasa además esta pregunta para pensar sobre los límites de la ficción y el documental, a través de narrar el proceso de formación de un grupo de astronautas rusos que intentan viajar a la Luna antes que los estadounidenses, pero terminan cayendo en un valle chileno. Realizada a partir de numerosas imágenes de archivo, con actores reales, con un tono irónico y desopilante, y con un ritmo acelerado y constante First on the moon es una de las perlas de la Competencia Oficial, y por el momento, una de las favoritas del público.

1 comentarios:

Phylos El Tibetano dijo...

Genial la proyección "Greaser's Palace", esa joyita del 72...

 

Blog Template by YummyLolly.com - Header Image by Vector Jungle