jueves, junio 01, 2006

En 8 segundos me hago fascista...

En los próximos días se tratará en el Senado el siguiente proyecto de ley:

Una de los gestos fascistas más grandes de los últimos tiempos.

Por lo cual este blog declara:

1- NO SER SPONSOR OFICIAL DE LA SELECCIÓN ARGENTINA PARA EL PRÓXIMO MUNDIAL (porque me hinche las pelotas que todos sean Sponsors)

2- ESTAR TOTALMENTE EN CONTRA DEL PROYECTO DE LEY DE LA SENADORA SILVIA E. GIUSTI. (por bruta y fascista).

3- GOLOSINA CANÍBAL PROPONE EL CONTRAPROYECTO DE LEY POR EL CUAL TODOS LOS SENADORES Y DIPUTADOS DE LA NACIÓN DEBERÁN USAR ROPA INTERIOR CON LOS COLORES DE NUESTRA QUERIDA BANDERA DURANTE SU HORARIO DE TRABAJO, Y HORAS EXTRAS.

Más repercusiones sobre el caso acá.

10 comentarios:

Emiliano De Bin dijo...

Nos vamos al tacho Pablito, que va a ser, si seguimos con este tipo de Ideas para la Victoria. La propuesta de Giusti se parece mucho a una ley norteamericana que tambien asigna subsidios a películas que lleven los símbolos patrios yanquis (o por qué se creen que siempre aparece la trompetita buchona y la bandera flameante por cualquier boludez). La diferencia, y lo que esta gente no quiere entender es que ACA NO EXISTE UNA INDUSTRIA DEL CINE, o mejor dicho ACA EL CINE NO ES UNA INDUSTRIA. La mayoría de los directores argentinos lo piensa desde otros lugares y los subsidios no son meras ayuditas económicas, sino que pueden decidir la suerte de una película.
La tensión parece estar entonces entre la libertad de expresión y el patrioterismo, porque sujetar un subsidio al hecho de que haya 8 segundos de bandera argentina no es patriotismo. Si en una determinada película, por razones ideológicas, estéticas, políticas, de guión, etc. aparece la bandera, ahí se verá el contenido "patriotically explicit". Pero un contenido patriótico no necesariamente debe transmitirse así: si se lo proponen, los mejores directores no necesitan usar ese recurso. ¿Por qué no sacan, mejor, una ley que promueva que haya mundiales de fútbol cada seis meses, así tenemos la televisión llena de propagandas patrioteras, como ahora?

Matías dijo...

Y es más, proponemos que no sólo usen ropa interior patriotera sino que la muestren 8 segundos por sesión.
Ya me estoy imaginando en el cine, viendo unn peli de Campanella: "Che, te apuesto a que la bandera aparece antes de que Darín ponga ojos tiernos." O mejor: "Seguro que aparece al minuto que digan la palabra "esperanza"".

Matías dijo...

Y es más, proponemos que no sólo usen ropa interior patriotera sino que la muestren 8 segundos por sesión.
Ya me estoy imaginando en el cine, viendo unn peli de Campanella: "Che, te apuesto a que la bandera aparece antes de que Darín ponga ojos tiernos." O mejor: "Seguro que aparece al minuto que digan la palabra "esperanza"".

Ale dijo...

No entiendo del todo de qué trata la ley, aunque deduzco algo de lo que dicen uds. No me parece mal de última tratar de incentivar el uso de la bandera, de pronto la manera capaz que no es la correcta. La políticamente correcta, no?
Saludos

Pablo Croci dijo...

Ale, un ejemplo que pensó Bielinsky deja muy claro lo rídicula que es esta ley, por ejemplo imaginemos que a los escritores les obliguen que por capítulo tenga que estar por lo menos una vez escritas las palabras "bandera argentina" o que a un artísta plástico le pidan que esté el celeste y el blanco en algun lugar del cuadro, eso es solo coartar la libertad de expresión del artista.

Emi, no creo que el problema sea que acá no exista una industria, creo que justamente este proyecto se suma a una pre-formación de esa industria. Una industria no implica necesariamente que la bandera esté presente, Francia la tiene y no sucede lo que en Estados Unidos.
El proyecto solo está englobado y justificado por el uso que este gobierno, y las derechas opositoras, hacen uso de "lo nacional". Como si además, el cine argentino de por si solo, no fuese lo suficientemente "nacional", con los Darins fumandose un pucho y diciendo "che", los Paturuzito, las "la vida por Perón".... etc.

Mati, aprobado el anexo que la hacés a la ley. Sería genial ver a todos esos viejos flácidos en tarlipes.

gri dijo...

Y pero claro! Es lógico! Para hacer cine "argentino" necesariamente tenés que tener a Darín, Patoruzito & cía, o en su defecto altas dosis de realidad social del Tercer Mundo for export; ni se te ocurra hacer una película de, no sé, ciencia ficción,porque aunque la hayas filmado colgando del Obelisco y con 2 pesos bien argentinos que sólo te alcanzaron para tomarte el bondi no va a ser los suficientemente "nacional" como para conseguir un subsidio. Ahora, además, reforzamos la "argentinidad" con la bandera, por si no quedó claro lo que significa "ser argentino". Ay ay ay ay ay... no tengo palabras para tanta estupidez!
Pero bueno, para quedarnos un poco más tranquilos (aunque no mucho, al menos hasta confirmarlo) les cuento que me llegó el dato de que lo que se haría al final sería poner con cada película un logo con la bandera; ahora, lo que no sé es si con eso se deja de lado el maravilloso proyecto de los 8 segundos...
Esperemos que sí, y si no, habrá que hacer algo al respecto, que ya bastante difícil es hacer cine en Argentina como para además tener que estar batallando con estas incoherencias.
He dicho.
Saludos!!!!!!!!

Emiliano De Bin dijo...

A eso iba yo. Mi punto no es que el problema sea que aca no existe una industria cinematográfica, sino que se "importa", de alguna manera, leyes de países donde sí existe. A lo que voy es que termina pasando lo que pasa siempre aca con la "importación" de modelos: terminan siendo contraproducentes y tienen efectos paradójicos.
En cuanto a la ley tercera, vamos a tener que hacer algunas reglamentación de uso, ya que es sabido que:
1-La mitad de los legisladores no van a sesionar
2-No es cierto que todos los legisladores usen ropa interior: hay una senadora que es famosa por colgar la bombacha mas de lo que la usa...
En todo caso, nuestra ley preserva la privacidad de nuestros honorables legisladores en el sentido de que cuando aparezcan bombachas revoleadas en algún despacho ajeno, la privacidad de esa senadora quedará absolutamente resguardada. GOLOSINA CANIBAL reafirma así su compromiso con el derecho a la privacidad.

Martín Juno dijo...

El problema es que el arte argentino, en general, es arte pro-estatista. No es casualidad que todas las películas locales (o casi todas) sean financiadas por el instituto oficial. No hay arte independiente, especialmente en el caso del cine, porque dependen de la plata del Estado y, obviamente, del mandamás de turno.

gri dijo...

No, no; sí hay arte independiente, y cine independiente (no confundir con el del BAFICI, donde el 90% de las películas no lo son realmente, sin que esto sea bueno o malo, simplemente es); el problema es que para ese otro arte y ese otro cine es muy difícil acceder a subsidios y distribución masiva, con lo cual se vuelve prácticamente imposible competir con el que sí tiene apoyo.
Además hay otra cosa: aceptar un subsidio y apoyar al Estado no es necesariamente lo mismo; la verdad es que es un tanto difícil financiar una película con plata que sale sólo de tu bolsillo (por no decir imposible).
Lo que digo es que se hace cine independiente, pero nadie lo sabe más que los que lo hacen y sus amigos cercanos.
No es que sólo se haga arte financiado por el Estado, sino que ese es el arte al que accede el gran público, al otro le es infinitamente más difícil llegar... a lo sumo una película independiente puede alquilar un cine barato, un centro cultural, para hacer una función un lunes a las 3 de la mañana, con lo cual convengamos que muy conocida no se puede hacer...
Y así es como todo el mundo piensa que el cine argentino es sólo el que llega a los cines, cuando el cine argentino es, o más bien trata de ser, muchas otras cosas.
Está difícil el asunto, muchachos.

Emiliano De Bin dijo...

...e insisto en que este tipo de propuestas no lo hacen mucho mas fácil tampoco.

 

Blog Template by YummyLolly.com - Header Image by Vector Jungle