jueves, junio 01, 2006

Los oficios virtuales

El cuento "Esa mujer" (1963) de Rodolfo Walsh, publicado en Los oficios terrestres en 1965, un texto genial que merece un lugar especial dentro de la cuentografía argentina, marcaba la posibilidad de escribir en una época signada por la proscripción y los autoritarismos, latentes o en ejercicio. Utilizando recursos similares a los que Hemingway consagró como "teoría del Iceberg", jugaba con la posibilidad de no nombrar y hacer referencia como efecto y como denuncia política (en este punto quizá es donde se alejaba del autor norteamericano), llevaba al límite la posibilidad de nominación, ponía en duda y creo que, en cierto punto, se reía de la demonización del (los) nombre(s) que no se podían decir y el efecto contraproducente que resultaba de esa prohibición (¿una cuasi-sacralización?).
2006. En una de mis recientes búsquedas filólogicas por Internet (fructífera, por cierto, gracias a esa gente que realmente piensa que Internet algún día va a poder ser la Biblioteca de Babel en vez de la Biblioteca de Playboy, o quizá, ambas) me encontré con el siguiente "acuerdo de condiciones de uso" que, de alguna manera, expresa, en otro género (no literario, dentro del ámbito jurídico-legal) un gesto similar. Las posibilidades de virtualizar y leer textos online sin ser un delincuente, a continuación:

Si Usted hace uso del servicio es porque acepta y entiende las normas a continuacion se exponen y se compromete a cumplir todas estando de acuerdo con ellas y haciéndose totalmente responsable de sus actos.

- El usuario admite ser responsable de todas sus transferencias e intercambios en esta Lista, quedando liberado de toda responsabilidad el servidor y las personas que lo mantienen.
- Este lugar es privado y de acceso restringido y por ello se encuentra bajo los derechos y la protección que a estos lugares las leyes de nuestro país, el Ordenamiento Jurídico Internacional y el Internet Privacy Act dispensan, no pudiéndose entender que aceptamos la libre entrada.
- Todo el material en esta Lista ha sido exclusivamente descargado de Internet de sitios públicos, por lo que este material es considerado de libre distribución.
- Cualquier persona con un programa, juego, libro, canción original tiene derecho a realizar una copia de seguridad para uso personal, en ningún caso infliges la ley si te haces una copia de seguridad de tu material original. Esta Lista solo facilita dichas copias de seguridad.
- En ningún caso esta Lista apoya la piratería, es más, la rechaza totalmente.
- Nos reservamos el derecho de vetar la entrada a cualquier sujeto a nuestra Lista.
- Si en tu país, este tipo de Lista esta prohibida, TÚ y solo TÚ eres el culpable de esto. Si sabes que no puedes no entres.
- Si accedes a esta Lista sin estar de acuerdo con los términos aquí establecidos o perteneces a alguna de estas entidades o a organos gubernamentales, policia, grupo anti-Pirateo, RIAA, BSA FCC MPAA FBI SGAE o cualquiera otra relacionada sal de inmediato de esta Lista por que si no estarás violando el código 431.322.12 del Internet Privacy Act que significa que NO PUEDE amenazarse a nuestro(s) ISP(s) o a ninguna compañía o persona que almacene estos ficheros, así como la imposibilidad de perseguir a ninguna persona relacionada con esta Lista incluyendo familiares, amigos o individuos que entren o mantengan esta Lista. Cualquier prueba obtenida por el acceso NO PERMITIDO a esta propiedad privada será considerada como fruto de robo y de carácter ILEGAL.

Si no acepta estas condiciones no entre.

4 comentarios:

Ale dijo...

No sabía que existían formas "legales" de bajar libros de Internet, pero como dice el dicho "hecha la ley, hecha la trampa". Gracias por el dato

Anónimo dijo...

Realmente sirve?

Emiliano De Bin dijo...

Ojo, Ale, el que las páginas o grupos que te permiten bajar material de internet tengan este tipo de cláusulas no significa que la acción de bajarlas sea "per se" legal. En todo caso, creo que intentan buscar el recoveco legal para desvincularse de cualquier tipo de consecuencia. Habría que ver, por un lado, si esas precauciones efectivamente sirven y, por otro, qué responsabilidades recaen sobre el que hace uso del material. Pero como no soy abogado...

Anónimo dijo...

Me extraña loco, si justamente lo q dice el contrato es todo lo contrario. Aparte no es distinto de los argumentos q usa cualquier programa para compartir musica o lo q sea. Solo q esta vez esta mas explicito, en los otros casos se presupone. Buen post
Saludos

Jose

 

Blog Template by YummyLolly.com - Header Image by Vector Jungle